Situación económica de las islas canarias

Las islas canarias son conocidas por ser el tercer lugar más visitado de España y por albergar paisajes y playas paradisiacas. La situación económica de las islas ha atravesado por momentos fuertes a lo largo de la historia (crash del 29 y guerra civil española). Sin embargo, gracias a la estabilidad lograda, actualmente la situación económica de las islas es muy prometedora. 

En Canarias la situación económica no es muy distinta a la de España y esta, a su vez a la de los países que conforman la zona euro. La gran diferencia que se puede destacar de las islas Canarias es su alta orientación hacia el sector terciario. 

La actividad turística ocupa el 74,6% de la actividad económica de la isla, lo cual ha favorecido el desarrollo de la construcción enormemente. Se puede asegurar que son una región muy prometedora para futuras inversiones y la economía española en general. 

Recordemos que las Islas Canarias no son un compendio de islas homogéneas en su economía; por encima de todas destacan Tenerife y Gran Canaria, con un PIB superior al resto.  

Se trata de una economía estable con las debilidades normales de cualquier economía, pero cuyas expectativas de crecimiento y expansión son bastante altas y prometedoras.  

Dependencia de una sola actividad 

La principal debilidad de la economía de las Islas Canarias reside, paradójicamente, en su principal elemento: el turismo. Recordemos que este tipo de dependencias a una sola actividad a la larga termina convirtiéndose en un talón de Aquiles.   

En esta región la actividad industrial es incipiente, al representar un 7% del PIB. Por otra parte, sector primario de la economía también representa un bajo porcentaje. 

Diversificar la economía representa desde hace tiempo la principal tarea a largo plazo para las islas canarias.  

Fortalezas de la economía canaria 

Como hemos dicho el principal reto de que persigue la economía canaria es lograr reducir su dependencia del sector terciario y equilibrar la balanza con los otros sectores.  

La economía canaria puede lograr esta meta principalmente con dos actividades complementarias: la agricultura de frutos y tubérculos y la pesca masiva.  

La tierra de las islas canarias es propicia para sembrar cultivos como plátanos, tomates, aguacates, piñas y mangos. Según reportes oficiales solo el 10% del territorio está sembrado. 

A pesar de su tradición pesquera, este sector ha perdido fuerza en los últimos años. Aprovechar estos recursos y agregarle valor es, para muchos, la clave para el éxito económico Canario.